snow-chains-246258_1920 (1)

El riesgo de nieve o lluvias en los meses de otoño e invierno, la subida de las temperaturas en verano o las alergias en primavera. Todos  ellos son distintos factores propios de cada estación que pueden afectar a la conducción. Por la misma razón por la que las estaciones cambian, también han de hacerlo nuestros hábitos al volante, adaptándolos a cada momento. El invierno es una de las estaciones que más puede afectar a la conducción y dañar el vehículo, debido al riesgo de fuertes vientos, lluvias, nieve e incluso granizo.

Cuando llega el invierno lo principal es acercarse a a tu taller de confianza en el que puedan realizar una puesta a punto al vehículo, entre otras de las claves para la conducción en frío que se han de seguir. Imagina que vas a visitar algún pueblo de montaña, lo mejor será asegurarnos de que no nos pille ninguna nevada por el camino y, en caso de que haya riesgo de mal tiempo, estar preparados en todo momento y para cualquier circunstancia. Para ello existen un montón de complementos para nuestro coche que facilitarán la conducción en invierno:

  1. Neumáticos. Fundamental. Es importante revisar la presión y el dibujo de las gomas para comprobar que no estén desgastados. Se recomienda el uso de neumáticos de invierno, ya que son más eficaces en temperaturas bajas.
  2. Cadenas. Si se va a realizar algún viaje a zonas de interior y/o montaña con riesgo de nevada, es importante llevar unas cadenas en el maletero. Existen cadenas metálicas, de tela y, aunque su uso no se recomienda porque no son eficientes en caso de excesiva nieve, cadenas líquidas.

    El equipo de Michavila Centros Automoción de Castellón te explican cómo colocar correctamente las cadenas y fundas en los neumáticos de tu vehículo:

  1. Líquido limpiaparabrisas. Para evitar la congelación del agua sobre los cristales, se recomienda el uso de un líquido limpiaparabrisas especial.
  2. Anticongelante.
  3. Repelente de agua para coches. Conseguirá que que las gotas resbalen sobre el cristal.
  4. Rasquetas. Si lo que queremos es eliminar el hielo de cristales, retrovisores o similares, una rasqueta especial para rascar el hielo y retirar la nieve se convertirá en la mejor aliada.
  5. Cubierta de parabrisas. Protegen el cristal del coche de la congelación.
  6. Batería. Es importante comprobar que la batería de nuestro coche está perfectamente cargada y en buen estado.
  7. Portaesquís o bacas para los esquís. Eso sí, si el objetivo no es huir de la nieve, sino llegar a ella. Podemos equipar nuestro coche con portaesquís o bacas para los esquís, de manera que llevar el material para esquiar será mucho más sencillo y no dificultará el viaje ni la conducción.
  8. Abrigo para emergencias. Es importante no olvidarse de otros básicos, sobre todo por si existe algún tipo de riesgo de quedarnos tirados en la carretera. Por esta razón es importante llevar en nuestro vehículo una bolsa con mantas térmicas, ropa de abrigo, guantes y un cargador portátil para el móvil.

Tanto la revisión previa del vehículo, como los neumáticos y el resto de accesorios necesarios se pueden encontrar en centros especializados o en cualquiera de nuestros servicios oficiales de postventa en Avda Castell Vell, 73 de Castellón y en Camí Travessa 26 de Vila-real.

Deja un comentario